En los tiempos que vivimos, es muy importante ser consciente de qué productos compramos y cómo afectarán a la larga a la vida de nuestro planeta. Sobre todo, hay que tener en cuenta que el plástico es un material que es muy complejo de reciclar y que, aunque nosotros solo lo usemos durante un periodo corto de tiempo, vivirá mucho después de que lo hayamos comprado.

Los animales, los océanos y la naturaleza se ve afectada por este tipo de materiales que utilizamos en nuestro día a día y esto, además, repercute directamente en nosotros también.

¿Estás seguro de que necesitas eso? Considera estos puntos antes de comprar

 Compra aquello que realmente necesitas y que usarás de una manera más o menos larga con la utilización que merece. Además, si tienes un producto de plástico, pero, aún está en condiciones óptimas y se puede reutilizar, no lo tires.

Comprar de segunda mano, ya sea ropa o tecnología, es una forma óptima de ayudar al planeta. De esta forma, estarás evitando que se creen más productos y darás una segunda vida a algo que existe y que aún sirve.

Cuidemos nuestras cosas, así haremos que duren más tiempo. Y, si algo se puede reparar para que siga en uso, no lo tires, hazlo y evita comprar algo nuevo. Además, la ropa es una de las problemáticas más grandes de contaminación. Si no vas a usarla más, dónala o cámbiala a tu estilo.

Y, por último, ten en cuenta el material con el cual están hechos los productos que quieres comprar e intenta que sean sostenibles y reciclables.

Productos eco-friendly que no pueden faltar en tu kit, ¡toma apuntes!

 A la hora de comprar estos productos, debemos evitar los que estén hechos de PVC. Es uno de los materiales más complicados de reciclar.

Los productos de higiene sostenibles son un imprescindible en cualquier kit. En este tipo de productos es donde más se dificulta evitar el plástico. Sin olvidar, además, que muchas marcas testean en animales y pueden contener químicos que resulten dañinos para el medio ambiente.

Por ello, una de las opciones más beneficiosas, son el champú y jabón sólido, una alternativa dónde evitas el plástico y la crueldad animal. Además, normalmente, las marcas ofrecen sus propios envases para que puedas transportarlos sin problema.

¿Cepillos de dientes de plástico? ¡Cámbiate al de bambú! Una madera de rápido crecimiento y, por lo tanto, sostenible. Podrás encontrar packs de 4 cepillos o individualmente con un estuche para trasportarlo. Además, también puedes acompañarlo con una pasta de dientes sólida.

Pero no solo nos vamos a centrar en la higiene capilar y bucal, ¡también hablaremos del desodorante ecológico! Uno de los más recomendados es el desodorante de piedra de alumbre. Es más caro que un desodorante normal, pero dura tantos años que al final compensa.

Y las maquinillas de afeitar también tienen una solución eco-friendly. Solemos desecharlas con rapidez y, por ello, una excelente alternativa es la maquinilla de acero inoxidable, que además puedes encontrar con estuche y cuchillas extra. Aunque, también puedes encontrar la alternativa con el mango de madera de bambú, ¡cuestión de gustos!

Algo que está más extendido son las botellas de agua reutilizables y es que hay para todos los gustos. Una opción decente son las botellas con filtro, sobre todo cuando necesitas llevártela a sitios dónde tomar agua de una fuente es poco fiable.

Sin embargo, si buscas algo más sencillo, las botellas de aluminio serán perfectas. Son duraderas y térmicas, además de que las hay de distintos tamaños, colores y estampados.

Y no solo nos quedamos aquí, porque las cañitas de metal, también, son algo que está a la orden del día. Podrás encontrarlas en packs y con un cepillo para poder lavarlas bien por dentro, además de acompañadas de una bolsita para transportarlas.

Y estos son algunos ejemplos, lo importante siempre es comprar con conciencia. Y, ¿dónde puedes encontrar algunos de estos productos? Fácil, ¡entrando en nuestra tienda online AliOlam!